En Japón se llevó a cabo el mayor robo de criptomonedas de la historia

En Japón se ha llevado a cabo el robo de criptomonedas más grande de la historia. Este robo está valorado en 534 millones de dólares, una cifra alarmante, que hace pensar sobre la fragilidad del sistema financiero en el que se basan las criptomonedas.

La empresa afectada por este robo fue Coincheck, compañía nipona con menos de seis años de existencia, que era considerada una de las grandes promesas del mercado de criptomonedas. Según declaraciones de la empresa; los ladrones cibernéticos se llevaron gran parte de las reservas de NEM que tenía la empresa.

El NEM fue la criptomoneda robada por los delincuentes. Esta moneda se encuentra valorada en más de 50 mil millones de yenes japoneses.  Se cataloga como una de las diez criptomonedas más importantes del mercado financiero digital.

El robo fue una gran noticia para los medios locales e internacionales, ya que ponía en evidencia la poca seguridad de las criptomonedas. Gracias a esta mala noticia, los precios de las criptomonedas bajaron. Todas las criptomonedas se vieron afectadas.

Coincheck una empresa pionera

Para adentrarse en el tema del robo de criptomonedas, es necesario conocer la empresa que se vio afectada, en este caso, Coincheck.

La empresa se fundó en el 2012, y con el paso de los años, fue ganado popularidad en el mercado japonés, al punto de permitirse llevar a cabo comerciales con importantes estrellas locales. Con el desarrollo de la empresa, está comenzó a contratar a más empleados, hasta lograr hacerse con los 70 que hoy en día laboran en sus oficinas en Tokio.

La empresa era considerada como una de las más seguras del mercado, ya que hasta el momento, no se había escuchado noticias negativas sobre el servicio de la empresa. Por el contrario, se elogiaba su seguridad y trasparencia en sus cuentas; lo cual es perfecto para un país que ya ha vivido escándalos de corrupción o encubrimiento de robos por parte de otras casas de cambio de criptomonedas.

El robo ha sido un duro golpe para la empresa, pero se presume que esta podrá recuperarse en un mediano plazo, ya que ha tomado medidas de seguridad de emergencia. Entre las medidas más resaltantes; se cuenta la de congelar las transferencias de criptomonedas, excepto las de bitcoin, moneda que no fue afectada por el robo.

Los hechos del robo

El robo de criptomonedas más grande de la historia se llevó a cabo el viernes 26 de enero, a las 2: 57 pm, hora local. Ocho horas después, los empleados de la empresa confirmaron el robo y comenzaron el rastre de dato. Esto, con la intención de descubrir la dirección donde fue transferido el dinero. Por suerte, esta se ha podido localizar, pero el dinero no ha sido recuperado todavía.

Aunque la transferencia de criptomonedas fue enorme, esta no alerto a los trabajadores de la empresa sino después de varias horas. Esto refleja un poco los fallos de seguridad en el sistema de la empresa.

Escribe el primer comentario

Deja una respuesta

Tu email no será publicado.


*