Erik Finman el joven de 12 años que invirtió mil dólares americanos en bitcoins y se hizo millonario

Erik Finman, un pequeño de esos cuya inteligencia llega a ser incomprensible para los padres y maestros, se resistía asistir a la escuela por lo que se vio en la necesidad de desafiarlos asegurándoles que si al cumplir los 18 años era ya una persona millonaria, entonces no lo obligarían a estudiar en la universidad. Promesa que cumplió y ahora, recién inicia su fase de adulto, es todo un millonario. Bajo esta perspectiva a los 15 años de edad deja de asistir al colegio apoyado por sus padres.

Dólares a Bitcoin y Bitcoin a dólares

En el año 2011 su abuela le regaló mil dólares por su cumpleaños y el joven Erik tomó la sabia decisión de invertir en la famosa criptomoneda Bitcoin, a finales del año 2013. Para aquel momento cada divisa electrónica de Bitcoin valía 12 dólares por unidad, ahora se cotiza cerca de 2700 dólares cada Bitcoin. Con el pasar del tiempo y de las buenas decisiones, el joven logró acumular 403 bitcoins, lo que se traduce en la actualidad y al cambio respectivo en un aproximado de 1 mil 9 millones de dólares.

Pero las inversiones y movimientos económicos de Erik Finman no llegaron a su fin en ese momento. Este fue quizás el inicio de lo que sería un futuro lleno de éxito, ese que tienen pequeñas personas con mentes brillantes.

Sigue ganando, comprando y vendiendo

Con la cantidad de dinero obtenida, el joven invirtió en otra empresa que, con el pasar del tiempo, también vendió por Bitcoins. El producto de esta venta le permitió a Erik Finman lanzar una compañía de educación en línea, con el nombre de Botangle.

Botangle fue pensada en su historia escolar y la dificultad de encontrar maestros que le entendiera y a los cuales entender. Se trata de una plataforma informática que permite a los jóvenes encontrar profesores de cualquier materia por videochat para resolver dudas, practicar, entender y aprender más fácilmente. Erik, un joven emprendedor, ya era dueño de una empresa que tenía 20 empleados, apenas a sus 15 años.

Para el año 2015 un inversor anónimo le ofreció a Finman 100 mil dólares por su empresa, lo que para ese entonces eran 300 Bitcoins, por supuesto aceptó los bitcoins. Desde entonces ha seguido invirtiendo en la criptomoneda, obteniendo tanto dinero como en el pasado.

Para Erik la enseñanza que comparte con otros jóvenes es que el sistema educativo tradicional es un fracaso para muchos con mentes brillantes como él. Reconoce que ha aprendido mucho más por medios propios al consultar temas y portales de su interés que además son gratuitos. Él es el mejor ejemplo de lo que se puede conseguir a través de internet. Finman sin duda alguna es un gran inversionista de Bitcoin porque ha sabido aprovechar de la mejor manera la criptomoneda. Tomar buenas decisiones, pensadas no como gastos sino como inversión ha sido la clave de su éxito.

Escribe el primer comentario

Deja una respuesta

Tu email no será publicado.


*