El lado más oscuro del bitcoin

Bitcoin es una de las monedas virtuales más populares de todos los tiempos. El hecho de que esta criptomoneda sea la primera de su tipo, la convierte en el símbolo de una nueva revolución financiera. Pero por el hecho de ser la primera, no quiere decir que la moneda sea la única; ya que con el paso de los años, se ha desarrollado una larga lista de criptomonedas, algunas más populares que otras.

Muchos creen que el bitcoin es el futuro del sistema financiero mundial, mientras que otros opinan que esta moneda es un gran riesgo para los inversores y todo el sistema económico global. Lo cierto de todas las afirmaciones que puede haber, ya sea en contra o a favor, es que hay un lado oscuro en el bitcoin.

Un sistema sin reglas

Unas de las características principales del bitcoin, se ha convertido en su primera desventaja, la descentralización. El bitcoin es una moneda que no se encuentra sujeta a ninguna entidad financiera pública o privada. La moneda es libre, son los usuarios de la web los que se encargan de su fabricación y de la regulación de su sistema contable abierto.

Debido a descentralización, cuando ocurre algún fraude o estafa con esta moneda, no hay ningún ente regulador al cual acudir. Se puede decir que las personas están trabajando al margen de la ley. Para algunos, este podría ser el lado más oscuro del bitcoin.

El narcotráfico y el terrorismo

El narcotráfico se ha vuelto uno de los sectores que mejor ha aprovechado el desarrollo del bitcoin. Gracias a que la moneda no está sujeta a ninguna entidad legal nacional o internacional, además de no poder ser rastreable, se ha convertido en una moneda de curso en el mercado negro. Resulta muy seguro para las personas que trabajan en el mundo del narcotráfico, poder realizar intercambios comerciales con esta moneda. Lo peor de todo, es que gracias al bitcoin, el tráfico de droga está cada vez más impregnado en el mundo digital, abriéndole las puertas a una infinidad de posibilidades a nivel global.

Pero el narcotráfico no es el único beneficiado por el bitcoin, tampoco es el lado más oscuro del bitcoin. El terrorismo también está involucrado en el nuevo sistema financiero a base de criptomonedas, lo que se ha convertido en un verdadero problema para las naciones democráticas. Gracias al bitcoin, los grupos terroristas pueden escapar a los mecanismos de regulación y control impuestos por lo organismos financieros internacionales.

Recientemente, se pudo comprobar que el régimen norcoreano estaba utilizando el bitcoin como un mecanismos para financiar su programa nuclear, además de estar pensando en crear fábricas de minado en el territorio nacional, con el objetivo de tener una fuente inagotable de moneda.

El autodenominado estado islámico también estaría utilizando al bitcoin como un mecanismo de financiamiento. Se ha logrado comprobar que este cuerpo terrorista utiliza la moneda para cobrar rescates de civiles adinerados secuestrados por la organización, o para vender piezas de valor histórico robadas de los espacios arqueológicos y museos que fueron tomados a la fuerza por el grupo.

Escribe el primer comentario

Deja una respuesta

Tu email no será publicado.


*